Con·Ciencia y Energía

Aunque los caminos de la búsqueda son numerosos, la búsqueda es siempre la misma ~ Rumi

Categoría: Artículos (página 1 de 2)

ETERNA JUVENTUD

energizate.netLa semana pasada fui a que me revisaran el tratamiento de fitoterapia con el que estoy tratando desde hace un tiempo el aspecto físico de una enfermedad.

El caso es que entre las diversas fórmulas fitoterápicas prescritas, mi terapeuta me dijo que empezara a tomar Vitamina E, 400 UI, tres veces al día, después de cada comida.

– 400 UI??!!! Dije yo, muy bióloga. Pero eso es una barbaridad! La dosis diaria recomendada es mucho más pequeña!-

-La dosis diaria recomendada por quién??- échale un vistazo a los fundamentos de la medicina ortomolecular, y a las investigaciones de Pauling, y el próximo día me lo cuentas- Respondió ella, guiñándome el ojo y sabiendo muy bien que eso iba a ser lo primero que haría en cuanto llegara a casa.

Así fue. Pauling??? El bioquímico?? El caso es que me sonaba muchísimo. Era el dos veces ganador de un premio nobel. De hecho, es la única persona ganadora de dos Nobel en el mundo, el de química, en 1954, por sus trabajos a cerca de la naturaleza de los enlaces químicos y el de la Paz en el 62,por su campaña en contra de las pruebas nucleares terrestres.

Linus Pauling era hijo de farmacéutico. Biólogo molecular, investigador médico y activista Estadounidense, en 1925 se doctoró en Química-física y desarrolló un exhaustivo trabajo científico relacionado con la toma de vitaminas, a partir del cual desarrolló su teoría de la medicina ortomolecular, que en resumen, defendía el suministro de cantidades óptimas de vitaminas (muy superiores a las cantidades diarias recomendadas por las autoridades sanitarias), para tratar y prevenir diversos trastornos de salud crónicos, para prevenir y curar multitud de enfermedades y para prevenir, retrasar e incluso revertir el envejecimiento.

En 1973 fundó El Instituto Linus Pauling de Ciencia y Medicina, una institución sin ánimo de lucro, para desarrollar las aplicaciones médicas de estos principios.

energizate.netEscribió diversos libros en los que defendía los beneficios de estos aportes extra de vitaminas, como la vitamina C, E y el complejo B, o minerales antioxidantes que se sabía que contrarrestaban el proceso de envejecimiento, algo que actualmente se considera fuera de la ortodoxia médica, y que por entonces le valió la crítica de colegas de profesión y que las autoridades sanitarias y científicas, empujadas por los intereses de los lobbies farmacéuticos se le echaran encima. Bueno…esto, tampoco es que nos extrañe mucho verdad?.
Desató la ira de los Dioses anunciándolo públicamente y en diversos artículos científicos.

Afirmaba que las dosis de vitamina E que a la gente se le recomendaba “no servía para nada” y que los grandes laboratorios mantenían estas dosis bajas porque la Vitamina E no “era negocio” para ellos.
Para Pauling, el mejor ejemplo de juventud era él mismo:

“… si no llego a los cien años, es porque empecé a tomar la mega dosis de vitaminas tarde, a los 65 años, cuando mi cuerpo ya estaba envejecido”

El proceso de envejecimiento comienza en el mismo momento en que llegamos al mundo, y es a partir de los treinta y cinco años cuando se acelera.

Según Pauling, esta es la edad perfecta para empezar a tomar medidas.

La vitamina E es un potente antiradicalario: neutraliza la acción de los radicales libres,  moléculas químicas con uno o más electrones libres o desapareados, muy inestables y con una gran capacidad para crear un enlace o enlaces con otro átomo o átomos de otra molécula, como por ejemplo, la molécula de oxígeno, ya que el oxígeno posee una alta biodisponibilidad para participar en reacciones que supongan aceptación de electrones.
Los radicales se generan como consecuencia de las múltiples reacciones metabólicas que tienen lugar en nuestro organismo y se nutren del oxígeno, acelerando y fomentando el proceso de envejecimiento: los radicales secuestran moléculas de oxígeno.

Nos desgastan y nos envejecen de forma continua.

La vitamina E es un potente antioxidante. Los antioxidantes son moléculas capaces de retardar o prevenir la oxidación de otras moléculas, ya que los recaptan oxidándose ellas mismas, reduciendo de esta manera su poder agresivo para el cuerpo.

Pauling sabía todo esto. Este hombre era un figura!. Fue miembro de las Academias Nacionales de Química de Estados Unidos e Inglaterra, ganó medallas de oro de varias academias de medicina. Recibió 48 títulos Honoris Causa de universidades como Oxford, Harvard, Yale, Sorbonne, Berlin, Chicago y Princeton y otra candidatura al Nobel por su descubrimiento de la vitamina C.

Descubrió la estructura de la hélice alfa (una forma de enrollamiento secundario de las proteínas), lo que lo llevó a acercarse al descubrimiento de la «doble hélice» del ADN muy poco antes de que lo hicieran Watson y Crick en 1953.

MEDICINA ORTOMOLECULAR

Miles de investigaciones por todo el mundo y millones las experiencias prácticas recogidas, demuestran que modificar la alimentación y aportar cantidades óptimas de vitaminas y oligoelementos, puede ser más que suficiente para mejorar trastornos de salud crónicos y complejos.

Asi se curó él mismo cuando con cuarenta y pico años, descubrió que padecía una forma grave de la enfermedad de Bright, una enfermedad renal potencialmente mortal, considerada incurable por los médicos de la época. Consiguió controlarla siguiendo una dieta pobre en proteínas y mayores consumos de vitaminas y sales minerales.

Llevó sus investigaciones con micronutrientes al tratamiento de enfermedades graves como el cáncer ( en 1971 comenzó una larga colaboración con el oncólogo británico Ewan Cameron trabajando sobre el uso de la vitamina C por vía intravenosa o por vía oral en enfermos de cáncer en fase terminal. Escribieron varios artículos y un libro: “La vitamina C y el cáncer” donde describieron sus observaciones. Aunque los resultados parecían favorables… os podéis imaginar lo que pasó?? Imaginar los grandes labos sintetizadores de quimioterapias y tratamientos anti-tumorales leyendo las conclusiones de los trabajos de Pauling sobre cáncer y algo tan barato como la vitamina C) y a los campos de la psiquiatría (pensaba que las enfermedades mentales podrían estar causadas, en parte, por disfunciones enzimáticas, carencias vitamínicas que originaban desajustes bioquímicos en el cerebro).

En 1968, publicó en la revista Science su artículo más importante en este terreno: “Psiquiatría ortomolecular  (..)”, creando el concepto ortomolecular para referirse al control de la concentración de los compuestos presentes en el cuerpo humano, para prevenir y tratar a las enfermedades, constituyendo lo que sería posteriormente la base de la Medicina Ortomolecular, como no podía ser de otro modo, muy criticada por los profesionales de la medicina convencional.

Demasiado bonito para ser verdad. Bueno, era demasiado sencillo para que le dejaran conseguirlo, como ha pasado con otros tantos grandes en la historia de la medicina o la tecnología.
Después de empaparme bien de los trabajos de Pauling, no tengo ninguna cuestión al respecto de empezar con mi dosis diaria de vitamina E.

Pauling murió en 1901 con 93 años. No le fue mal no?

Señores..estamos en pañales. Nos parece que hemos conseguido los más grandes avances, pero este es el síndrome del perrito listo, como yo le llamo. Todos los que hemos convivido con un perro, lo recordamos como el más listo. Decimos: Todos los amos de perros creen que el suyo era listo, pero de verdad, es que el mío era MUY listo. Pues la soberbia científica es algo parecido, pensamos que el momento que vive es el MÁS importante. Supongo yo, que cuando descubrieron que el mundo era redondo, la vacuna de la peste, o el antibiótico les parecería algo parecido. Pues no faltan cosas por descubrir!

energizate.netConcluyo con una maravillosa entrevista que le hicieron a Pauling:

– ¿Qué es exactamente la vitamina E?

– La vitamina E es un antioxidante. Es indispensable para el cuerpo porque es la única sustancia liposoluble que mejora la capacidad del organismo para utilizar el oxígeno.

– ¿Se animaría a afirmar que es “la cápsula milagrosa de la juventud”?

– Como científico no estoy acostumbrado a usar esos términos. Pero puedo afirmar que creo en las virtudes de la vitamina E tanto como creo en las de la C. Y lo he dicho en muchos trabajos científicos que llevan mi firma. En cuanto a lo de “fuente de la juventud”‘, en parte es cierto. La vitamina E, administrada en la dosis correcta, puede retrasar el proceso de envejecimiento hasta 25 años.

– ¿Cuánto dura el tratamiento?

– La vitamina E no es sólo un tratamiento de cura. También es preventivo, por su acción antioxidante. Y dura todo lo que uno quiera. Depende del tiempo que se tome. Se puede tomar toda la vida. Yo lo hago desde hace veintisiete años, y pienso seguir toda mi vida.

– ¿Existe el riesgo que uno se habitúe o se haga adicto a la vitamina E?

– No, la vitamina E puede producir la misma adicción que tomar helados.
– ¿Engorda?
– Las vitaminas en general no engordan. La E tampoco.

– ¿Qué cantidad de vitamina E recomienda?

– Para un adulto, 800 miligramos o UI diarias. No hay problemas de sobredosis porque la E no es tóxica. Es la única liposoluble con toxicidad nula comprobada. No tiene efectos colaterales ni contraindicaciones.

– ¿En qué alimentos se encuentra la vitamina E?

– En la cantidad necesaria para marcar diferencias, en ninguno. La vitamina E está en frutas y verduras, pero en bajas cantidades.

– Dígame tres ventajas y tres desventajas de la vitamina E.

– Ventajas: es un tratamiento natural, no es costoso y es inofensivo. ¿Desventajas? No se me ocurre ninguna.

– A los 93 años, usted está fantástico. ¿Se debe a este tratamiento?

– Sí. Y a algo más. Tomo varios comprimidos por día: una cápsula de vitamina E de 800 UI, un comprimido del complejo B, uno de minerales y una cápsula de 25.000 UI de vitamina A. Y antes del desayuno, 18 mg de vitamina C. Y le voy a decir algo que no me canso de repetir: todo lo que tomo a diario me sale 150 dólares por año. Algo así como 41 centavos por día. Nadie puede decir que estar bien es caro.

– Un hombre con su trayectoria, ¿no se siente ofendido cuando no creen en sus teorías?

– Estoy acostumbrado a que se tomen mis ideas con escepticismo. A que se discutan mis descubrimientos y se ponga en tela de juicio lo que digo. El tiempo confirmará que tengo razón ahora con la vitamina E, como la tenía en la década del 60 con la C, y al principio tampoco me creían. Un amigo siempre me dice que el problema no es lo que yo digo, sino que lo digo 20 años antes.
“NO ES NEGOCIO PARA NADIE”

– ¿Por qué hay tanta resistencia en la comunidad médica a sus mega dosis?

– Porque la vitamina E es muy barata. No es negocio para ningún laboratorio internacional producirla. Además, ni siquiera se la puede patentar como marca registrada porque es un elemento que existe en la naturaleza. Como se ve, la vitamina no es un buen negocio…

– ¿Siente que esta vez es un muro demasiado alto como para conseguir pasarlo?

– Nunca me dejé influenciar por conceptos establecidos cuando estaban en conflicto con mis propias convicciones. Con la vitamina E y su rol para retrasar el proceso de envejecimiento, insisto en las mega dosis. Soy un pensador independiente y no me quedo con lo que dicen los demás que sólo siguen al maíón.”EL TIEMPO ME DARÁ LA RAZÓN”

– ¿Cree que reconocerán su teoría algún día?

– En mi opinión, las autoridades de la Food and Nutrition Board se equivocan con la dosis de 30 UI de vitamina E. Están tan equivocados ahora con esto como lo estaban hace 20 años con la C. El tiempo confirmará que la E es un excelente antioxidante en dosis diarias de 800 UI, así como confirmó que yo tenía razón y la C es una excelente vitamina. Las dos trabajan juntas para un objetivo común; prolongar la juventud.

– ¿Cómo ve a los científicos de hoy en comparación con los de su generación?

– No los comprendo. Hoy no piensan. Simplemente ponen el cristal o la sustancia a analizar dentro de un aparato mecánico, conectan éste a una computadora que deduce la estructura y hasta transcribe los resultados en forma de trabajos científicos listos para publicar. En mi época no era así. Yo me pasé muchas horas de mi vida en un laboratorio haciendo cálculos. No tocando botones. Por eso puedo hablar de este tema. Tengo experiencia y puedo mostrar resultados.

Lorena S.

Fuentes:

-Instituto Linus Pauling
– Lehninger: Principios de bioquímica
– Orthomolecular medicine: http://www.orthomed.org/
– Principles That Identify Orthomolecular Medicine by R. Kunin, MD
– On the Orthomolecular Environment of the Mind by Linus Pauling, Ph.D.
– Orthomolecular Psychiatry by Linus Pauling, Ph.D.
– Orthomolecular Medicine – Revisited by Ray C. Wunderlich, Jr., M.D

ASHWAGANDHA, el potente remedio anti-stress y rejuvenecedor de la medicina ayurvédica

ASWAGANDHA. energizate.netEsta ha sido mi primera colaboración con elblogalternativo.com:

http://www.elblogalternativo.com/2014/07/05/ashwagandha-el-potente-remedio-anti-stress-y-rejuvenecedor-de-la-medicina-ayurvedica/

Las plantas medicinales siguen desempeñando un papel muy importante en el sistema de salud de grandes poblaciones mundiales, tal es el caso de la India con el Ayurveda, un antiguo sistema de medicina tradicional que junto con la medicina tradicional China, es considerado por la OMS como uno de los sistemas médicos vigentes más antiguos del mundo.

En este marco, nos encontramos el Ashwaganda ( Whitania somnífera) una hierba exótica originaria del sudeste de Asia y que ha crecido especialmente en la India, utilizada por miles de años en su medicina tradicional por sus potentes propiedades para aliviar el estrés que han sido comparadas clínicamente con las de fármacos usados habitualmente para tratar la depresión y la ansiedad. La administración oral de Ashwagandha durante cinco días aliviaba la ansiedad de la misma manera que fármacos como el Lorazepan (ansiolítico químico) o la imipramina (un antidepresivo).

Además de sus excelentes efectos protectores sobre el sistema nervioso, la Ashwagandha puede ser una prometedora alternativa para el tratamiento de una variedad de enfermedades degenerativas como el Alzheimer y el Parkinson (actualmente ya hay publicaciones científicas que lo confirman).

Ashwagandha tiene poderosas propiedades en la captación de radicales libres, (propiedades antioxidantes), moléculas que están directamente implicadas en el proceso de envejecimiento y de muchas enfermedades.

El estrés, nuestro ritmo de vida, todos los contaminantes ambientales a los que nos encontramos expuestos, los malos hábitos de alimentación, la exposición a radiaciones no ionizantes (telefonía móvil, wifi…), todos tienen un impacto negativo en nuestro sistema nervioso.

Ashwagandha no sólo es capaz de aliviar el estrés, también protege las células del cerebro contra los efectos nocivos de nuestro estilo de vida moderno.

El estrés crea un medio tóxico en nuestro interior, que es un caldo de cultivo perfecto para muchas enfermedades, aumenta la acumulación de radicales libres, que produce la peroxidación de los lípidos de nuestras células, y disminuye los niveles de una serie de enzimas antioxidantes que forman parte de nuestro propio sistema de defensa (catalasa y glutatión peroxidasa).

Los efectos anti-estrés de Ashwagandha se han comprobado con numerosos estudios.

Uno de ellos se realizó con ratones a los que durante 21 días se les estresó induciéndoles una pequeña descarga eléctrica en la planta del pié. Como resultado, se observó que había un aumento en los niveles de SOD (superóxido dismutasa) y de peroxidación lipídica, lo que indicaba que se estaba produciendo una respuesta al estrés.

Sin embargo, un grupo de ratones, al los que una hora antes del estímulo eléctrico se les administraba diferentes dosis de Ashwagandha, mostró una reversión de los efectos del estrés¹.

Otro estudio realizado mostró que el 85 % de las células del cerebro de animales sometidos a un elevado estrés de forma permanente, presentan algún tipo de degeneración, que a largo plazo puede conducir a problemas cognitivos u otro tipo de enfermedades. La administración de Ashwagandha en estos animales, redujo el número de células cerebrales degenerativas en un 80 % ²

En uno de los estudios más completos que se ha hecho utilizando extracto Ashwagandha en personas, ( se midió la capacidad de la planta para revertir los efectos del cortisol. El cortisol es la hormona del estrés, se encuentra en elevada concentración en la sangre de personas estresadas y muchos de los efectos adversos del estrés se deben al aumento de cortisol), se obtuvieron resultados espectaculares: Los participantes informaron que tenían más energía, estaban mucho menos cansados, dormían mejor, y tenían una intensa sensación de bienestar . Se observó que la planta podía reducir los niveles de cortisol hasta un 26%.

Esta maravillosa planta podría resolver muchos de los problemas psicológicos y de salud que afectan a la sociedad actual, y que están muy relacionados con el estrés.

El Instituto de Medicina Natural de la facultad de farmacia y medicina de la Universidad de Toyama en Japón, desde hace años, está llevando a cabo una amplia investigación sobre los beneficios para el cerebro de la Ashwagandha, en su búsqueda de maneras de conseguir la regeneración neuronal en personas con lesiones cerebrales por traumas físicos, o deterioro cognitivo o neurodegenerativo como la demencia o el Alzheimer.

Los resultados son espectaculares, y de momento se ha visto que Ashwagandha es capaz de regenerar zonas dañadas de las neuronas, y de reconstruir las redes neuronales que permiten la comunicación entre células (sinapsis) ³ .

319x350xMEDICINA-NATURAL.jpeg.pagespeed.ic.MAW61na-wMPues además de los efectos neuroprotectores documentados, tiene actividad anticancerígena. Se ha comprobado que inhibe el crecimiento de células tumorales en cáncer de mama, pulmón. Lo más increíble es que la inhibición que conseguía el extracto de Ashwagandha era comparable con el de medicamentos utilizados en quimioterapia (doxorrubicina) pero va más allá, el estudio clínico publicado confirma que el contenido en witaferina de la planta, (un compuesto específico extraído de Ashwagandha), era incluso más eficaz en la inhibición del crecimiento de las células malignas tanto en diferentes tipos de cáncer de mama como de colon.⁴

¿Milagro? no, realidad, esta planta existe, puedes comprarla en tu herbolario. Yo la tomo. Es maravillosa, pero no deja tantos beneficios para la industria Farmacéutica, es mucho más barata que cualquier tratamiento químico convencional.

El estrés se cobra un precio muy alto sobre nuestros cuerpos y nuestras mentes.

Muchas enfermedades degenerativas, así como el envejecimiento prematuro, se asocian con una tensión nerviosa crónica, así que tenemos mucha necesidad de prevenir esto.

Ashwagandha es un regalo de tantos que nos hace la naturaleza.

Si estás interesado en probarla, ponte en contacto conmigo para hacértela llegar.

Lorena S.

CONCIENCIA Y ALIMENTACIÓN

george ohsawa MACROBIÓTICAYa lo decía Hipócrates:

“Que tu alimento sea tu medicina y tu medicina tu alimento”

George Ohsawa fue un filósofo japonés fundador del sistema de enseñanzas conocido con el nombre de “macrobiótica”.

Durante su adolescencia, enfermó de tuberculosis (enfermedad de la que habían muerto varios miembros de su familia), pero él se salvó utilizando el sistema desarrollado por el Dr. Sagen Ishizuka, que se basaba en curar las enfermedades sin utilizar medicamentos, tan sólo equilibrando a través de la alimentación, la relación entre el sodio y el potasio.
Los principios de Ishizuka tuvieron mucho éxito, en el fondo eran una adaptación científica de la antigua tradición médica oriental basada en el principio de equilibrio entre el Yin y el Yang.

Ohsawa profundizó este método y lo amplió a través de sus propios estudios e investigaciones, creando lo que se convirtió en la macrobiótica: un sistema tanto filosófico como práctico que pretende ayudar a desarrollar el entendimiento humano y así, se dedicó a transmitir sus enseñanzas a través de cursos, libros y publicaciones. Ohsawa enseñaba lo que él denominaba “El principio único” o principio último del funcionamiento del universo.

La cosmología oriental en la cual se basa, parte de la constatación de la existencia de dos fuerzas primordiales, opuestas pero complementarias (El Yin y el Yang en chino, o Tamas – Rajas en la India) que, con sus interacciones, crean todos los fenómenos del mundo finito o manifestado.
Es decir, la ambivalencia de cada cosa, de cada situación, de cada estado de espíritu. O, dicho de otra manera, todas las cosas tienen dos polos y contienen su contrario o su opuesto: Día-noche, hombre-mujer, guerra-paz, etc. Se puede aplicar este principio a todos los momentos de la vida diaria, en nuestras relaciones familiares, en nuestra pareja, en nuestra vida social y política, pues es el fundamento de nuestra existencia, está en la naturaleza de las cosas y puede servir como norma universal.

YIN YANG ALIMENTACIÓNEstas dos fuerzas serían la manifestación del Uno que buscan continuamente el equilibrio con el fin de volver a la unidad.
Todo es una diferenciación del Uno infinito.

 

 

• Nada es idéntico.
• Todo fenómeno es efímero y está transformándose constantemente, cambiando su polaridad de yin a yang o viceversa.
•Los elementos antagónicos son complementarios, es decir, forman una unidad.
•Lo que tiene cara tiene dorso, y cuanto mayor es la cara, mayor es el dorso.
•Todo lo que tiene principio tiene fin.
•Yin y yang se manifiestan continuamente desde el eterno movimiento del infinito universal.

Nada es totalmente yin o totalmente yang. Cualquier fenómeno es una combinación de las dos energías en distintas proporciones, las cuales, además, varían constantemente.
El equilibrio absoluto no existe, sino que, en los fenómenos, situaciones o sistemas estables se da un equilibrio dinámico que representa muy bien el símbolo del infinito del Yin-Yang
Otras dos leyes fundamentales rigen a ambas fuerzas: por una parte, lo yin repele lo yin y lo yang repele lo yang y, por otra, lo extremadamente yin produce yang y lo extremadamente yang produce yin.
Como luego se verá, también los alimentos tienen ese carácter bipolar: unos son más yin y otros son más yang, y, en función de esto, producen determinados efectos a nivel mental, emocional u orgánico.

ENERGIZATE.NET

Ohsawa incidía en la importancia e influencia que ejerce la alimentación no sólo sobre la salud física, sino también sobre el comportamiento y el entendimiento de las personas y consideraba el hecho de obtener una “buena salud” como la base fundamental para desarrollar un juicio capaz de poder captar la globalidad o la realidad. Su noción de “buena salud” no tiene nada que ver con sentirse bien o no estar enfermo, sino con alcanzar un estado que permita vivir de manera “libre” e “independiente”.

Con este fin, clasificó los alimentos en Yin y Yang y propuso pautas que le permitieran a cada uno encontrar una dieta equilibrada adaptada a su caso en base a su propia experiencia, desarrollando una extensa farmacopea (que se puede encontrar en alguna de los numerosos libros que publicó).
Su enseñanza no hace ninguna prohibición, aconseja tan sólo la aplicación de las leyes universales a la vida de cada día y a la comida en particular, insistiendo en que las cosas no se tienen que creer ciegamente sino que hace falta experimentarlas y comprenderlas por uno mismo (esto me encanta). En sus palabras:

“Confiad sólo en vosotros mismos, en vuestro juicio supremo, seguid vuestro propio camino. No os fieis de ningún Maestro. Escuchad, practicad, constatad y comprended por vosotros mismos. ¡Sed libres!”

 

Pretendía sacudir a la gente, poniéndola cara a cara con ella misma para “despertarla” y ayudarla a desarrollar su propio juicio.
Sus principios están basados en el vínculo entre cuerpo y espíritu, admitido desde hace miles de años
por las religiones de Oriente y que empieza a ser tenido en cuenta por nuestra medicina.

La macrobiótica no es una medicina empírica de origen popular, sino la aplicación a la vida diaria de los principios de la filosofía oriental.
Es la puesta en práctica de una concepción dialéctica del universo con 5000 años de antigüedad y que muestra el camino a la felicidad a través de la salud.
Pues según sus enseñanzas, hay diez maneras de comer y beber que permiten lograr una buena
salud consiguiendo el equilibrio Yin-Yang:

1) No tomes alimentos ni bebidas industriales como azúcar, bebidas envasadas, alimentos con colorantes químicos, huevos no fertilizados o conservas.

2) Cocina los alimentos según los principios macrobióticos; es decir, con aceite vegetal o agua. Sala con sal marina no refinada ni enriquecida.

3) A medida que tu condición física y moral vaya mejorando y comprendas mejor el principio Yin-Yang, puedes ir probando los regímenes que están más abajo en la tabla, pero con mucha prudencia. Puedes seguir con los regímenes que están por encima del 3 tanto tiempo como quieras sin ningún peligro, pero si no te encuentras mejor (puedes comprobar tu estado de vez en cuando según las siete normas mencionadas anteriormente), vuelve al nº 7 durante una o dos semanas, o incluso más tiempo.

4) No comas frutas ni verduras cultivadas y tratadas con abonos químicos o insecticidas.

5) No tomes alimentos que vengan de una región alejada de aquella en la que vives (con algunas excepciones).

6) No comas verduras fuera de su estación.

7) Evita en lo posible las hortalizas más Yin como las patatas, los tomates y las berenjenas.

8) No tomes especias ni ingredientes químicos, a excepción de la sal natural, las salsas macrobióticas y el miso (ver nº 20), que encontrarás en tiendas de productos naturales.

9) El café está prohibido. No tomes té con colorantes cancerígenos.Solo están permitidos el té chino natural y el té japonés.

10) Casi todos los alimentos que provienen de animales domésticos como la mantequilla, el queso y la leche o las carnes de pollo, de cerdo, de buey etc., son tratadas con productos químicos, mientras que la mayoría de los animales salvajes como pájaros o moluscos, son puros.

 

energizate.net

Hasta aquí, las teorías de Ohsawa, que me sirven para introducir conceptos como Yin-Yang, espíritu, universo: Energía y aquí es donde quería llegar, porque al igual que todo en el universo es energía, por supuesto, los alimentos son fundamentalmente energía.

El tipo de alimentación que convencionalmente se ha seguido en Occidente en los últimos treinta años se basa en el consumo prioritario de proteína animal y productos manufacturados y refinados-está hoy seriamente cuestionado y es el origen de numerosas enfermedades, entre ellas el cáncer ( sobre esto hay cientos de publicaciones científicas, hace unos meses yo di una conferencia en la que se trataba precisamente de cómo este exceso de alimentos procesados nos encarecía de elementos fundamentales como ácidos grasos insaturados y las consecuencias que esto tenía sobre la salud, concretamente en el desarrollo de enfermedades como el cáncer pero también muchas otras patologías inflamatorias).

Pero no son únicamente elementos los que nos faltan, sino que hay muchos que nos sobran, la forma en que se alimenta a los animales destinados al consumo humano, (a llevado a mucha gente a preguntarse qué otras fuentes proteicas alternativas y seguras existen), el uso intensivo de abonos, insecticidas y pesticidas que ha desgastado de forma importante las tierras de cultivo, por lo que ahora incorporamos en nuestra dieta se una manera muy reducida elementos fundamentales como el magnesio, por ejemplo. A esto se le suma el deterioro de las aguas marinas, fruto de la contaminación.
Los alimentos no sólo cumplen con una serie de aspectos bioquímicos (calorías, vitaminas, etc.), sino que responden a características energéticas. Estas características pueden ser fácilmente percibidas por personas “sensibles”, incluso se puede testar kinesiológicamente, si una persona sostiene azúcar blanco procesado en su mano, o simplemente se pone un poco en la boca, dará una respuesta muscular débil inmediata. Yo lo he comprobado, además de poder percibirlo energéticamente.

Los alimentos tienen efecto sobre nuestro psiquismo, (hay determinadas sustancias que yo no puedo ni tener cerca, y alimentos muy densos que cuando los ingiero merman muchísimo mi sensibilidad y otras capacidades), tienen efectos sobre nuestro sistema energético corporal y sobre nuestra salud en general, y están relacionados con distintos tipos de enfermedades o tienen propiedades curativas.

energizate.net

 

El resultado de cambiar nuestra dieta es casi inmediato, se nota en pocas semanas.
Cuando comes “con conciencia”, mejora tu energía, mejora tu digestión y mejora tu estado mental y emocional.

 

energizate.net

Un ejemplo simple: si una persona está dispersa, asténica y baja de ánimo, es decir, se encuentra en una fase yin, será conveniente que tome, por ejemplo, alimentos salados, concentrados y tostados, que producen efectos yang.

Energía terrestre y energía celeste

 

energizate.netTodos los fenómenos que se producen en nuestro planeta lo hacen en el encuentro de dos clases de energías, las terrestres y las celestes.
Las energías terrestres son yin: verticales, ascendentes y centrífugas.
Las energías celestes, son yang: verticales, descendentes y centrípetas. En la confluencia, en el choque de esas dos fuerzas, se genera y se desarrolla, sin ir más lejos, la VIDA.
Cuando predomina la energía celeste, hay un predominio del mundo inorgánico, si la energía terrestre aumenta, aparece el mundo orgánico, lo que nosotros llamamos “la materia”
Por ejemplo, los minerales, tienden a cristalizar, a organizarse ocupando el mínimo espacio y la menor energía posibles: son yang estructurado, centrípeto, condensado.

Por el contrario, el mundo orgánico crece por inhibición, tiende a la expansión, y gracias a la energía terrestre satisface ocupar cuanto más espacio mejor. Podemos comprobarlo remitiéndonos al crecimiento de las plantas, vertical y ascendente. Incluso las plantas que aparentemente crecen horizontalmente lo hacen en realidad hacia arriba. Claro que las raíces crecen hacia abajo, yin y yang siempre coexisten, pero la tendencia dominante en las plantas es el crecimiento hacia arriba y hacia fuera.

Dentro del mundo orgánico existen diferencias entre el mundo vegetal y el animal.

Las células de los animales (yang) son más condensadas que las de los vegetales (yin) y por lo general, el mundo animal se rige por una tendencia más centrípeta y aglutinadora que la que gobierna el mundo vegetal, que es expansiva. Esto se debe a que los animales tienen mayor proporción de energía celeste.

La energía terrestre, (centrífuga y yin), es fruto de la rotación del planeta y alcanza su punto máximo en los trópicos donde crecen grandes árboles de grandes hoja y grandes insectos. La energía de la Tierra produce abundancia y diversidad de seres. Por el contrario, la energía celeste, centrípeta y yang, predomina en los polos, donde la vida tiene mayores dificultades para desarrollarse: hay menor variedad de especies, con predominio absoluto de animales -osos, focas…-, y las especies vegetales que empiezan a surgir conforme nos alejamos de los polos cuentan con características celestes -dureza, hojas pequeñas, más raíces y mayor condensación y resistencia que en los trópicos.

En los polos el mundo es más vibracional y energético (auroras boreales) que en el ecuador, donde hay más manifestaciones físicas materiales.

energizate.net

Dentro del mundo orgánico, el vegetal es más yin: expansivo pasivo y frío

energizate.net 6
Lo animal es más yang: compacto, activo y caliente.

Como en los polos la energía predominante es yang, según nos acercamos a ellos van desapareciendo los vegetales. Al invertir la dirección hacia el ecuador la diversidad vegetal, aumenta, y los árboles son cada vez más altos (más energía yin de la Tierra).
Al contrario que las plantas, que reciben principalmente su energía de la tierra, a la que están arraigadas, los seres humanos, como animales que somos, tomamos más energía del cielo que de la tierra. Somos, de hecho, el animal que más energía celeste es capaz de captar.

La proporción entre energía celeste y energía terrestre de que estamos cargados es, aproximadamente, de 7 a 1.

La energía terrestre entra en el cuerpo humano por los pies y por el perineo; la celeste entra principalmente por la cabeza. Ambas circulan por un mismo canal central y van cargando nuestros chakras los cuales a su vez la distribuyen a través de nuestros nadis o meridianos internos y externos por todo el organismo.

energizate.netLa energía sufre en ese trayecto un proceso progresivo de materialización, de más sutil a más densa, que alcanza su culminación en la linfa y las células (más info sobre chakras)
El desarrollo de nuestra conciencia está en relación directa con nuestro grado de percepción de este movimiento energético interior.

La energía recorre constantemente nuestro cuerpo; pero muchos no son conscientes de la mayoría del recorrido que hace y sólo son capaces de identificar la vibración corporal y algunas sensaciones que se corresponden con la faceta más externa y más materializada de nuestra corporalidad.

El desarrollo de la conciencia tiene que ver con un avance en la capacidad de percibir esa energía en sus recorridos más interiores, lo que conlleva una amplitud de los estados de conciencia, tanto más sutiles cuanto más alta sea la frecuencia de la energía y para que esto sea posible hay que tener la capacidad de dirigir la conciencia hacia nuestro interior.

Cuanto mayor se haga nuestra capacidad de dirigir la conciencia hacia dentro, más capaces seremos de percibir recorridos profundos de la energía y una alimentación adecuada puede ayudar a potenciar nuestra conciencia haciendo que su vibración sea más refinada, de modo que pueda percibir el paso de la energía por los canales más sutiles.

Cuando la frecuencia y calidad vibratoria de la alimentación es “densa”, como en el caso de la carne, uno nota solamente los efectos físicos y emocionales “densos” que produce comer de esa manera.

Por esto es muy habitual que cuando uno empieza un camino de auto-conocimiento o de desarrollo espiritual, conforme va ampliando su nivel de conciencia, o de “desperticidad”, cambia radicalmente sus hábitos alimentarios, y empieza a haber alimentos que directamente ya no te apetece consumir, porque no te hacen bien, porque su energía ya no resuena contigo.

En cambio, cuando se toman alimentos de frecuencias más finas y sutiles, se adquiere también la capacidad de percibir lo más fino y sutil.

De modo que cuando busquemos aumentar el desarrollo o la potencia de nuestra conciencia, nuestra dieta debe ser simple y estar basada en granos integrales de buena calidad, verduras poco cocinadas, legumbres, algas, alimentos que sean finos y suaves, que promuevan digestiones fáciles pero consistentes y que no requieran de una gran inversión energética para ser digeridos, y así que la energía pueda moverse con libertad por todo el organismo sin acumularse en la zona digestiva y lo cargue de energía celeste que a su vez facilitará la interiorización gracias a su naturaleza centrípeta.

Comamos energía! y desarrollemos nuestra conciencia, será la única manera de ir hacia un mundo un poquito mejor.

Seguimos buscando…

Lorena S.

Fuentes:

El Zen macrobiótico. George Ohsawa
La combinación de los alimentos. Dr. Herbert M. Shelton
La alimentación y las emociones. Montse Bradford
Nutrición energética. Dr. Jorge Pérez Calvo

TRANSPLANTES CON MEMORIA

Memoria Celular energizate.netDicen…dicen… que en cada célula de nuestro cuerpo se encuentra toda la información de lo que somos, experiencias vividas y nuestra huella genética.

Es lo que se conoce como memoria celular. No será nada nuevo para muchos de los que me leéis. Hay mucho publicado a cerca de cambios en la personalidad de personas trasplantadas. De pronto empiezan a sentir cosas que nunca habían sentido, desarrollan algún nuevo y desconocido hábito, o les da por consumir un determinado alimento, curiosamente, al igual que su donante…

José María Caralps es licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Barcelona, académico numerario de la Real Academia de Medicina y Cirugía de Cataluña (1994) y fue el primer médico que realizó un trasplante de corazón con éxito en España.

Desde entonces han sido muchos más, como muchas las experiencias de sus pacientes tras estos trasplantes, que recientemente publicó en su libro: “Supercorazón”.

memoria celular corazón energizate.netEn él justifica esta conjetura, para él este es un hecho inexorable, le adjudica esta memoria a las células; y como prueba, ofrece todos esos testimonios. Tal y como él dice:

“Mi conclusión más certera es que las células tienen una base intuitiva solo al alcance de personas cuya capacidad sensitiva les permite detectar algunos aspectos de la historia personal del donante almacenados en los tejidos trasplantados. El resto son especulaciones. Yo me limito a recoger las declaraciones.”

Pero Caralps no fue el primero en especular con este tema, de hecho, una de las primeras personas en investigarlo fue una mujer estadounidense, Claire Sylvia, trasplantada de pulmón y corazón en 1988. A partir de ello, sus gustos, personalidad, gestos, cambiaron radicalmente, y se masculinizaron, lo relata todo en su autobiografía: “Un cambio de corazón”, que alentó a muchos otros trasplantados a contar su experiencia, y a muchos investigadores a profundizar en ello.

Uno de ellos fue el neuropsicólogo de la Universidad de Hawái Paul Persall, que además fue de los primeros en asegurar que el corazón es cinco mil veces más poderoso que el cerebro (tiempo después se fundaría el Institute Of Heart Math, una organización sin ánimo de lucro a la vanguardia de muchas investigaciones a cerca de estas potencialidades cerebro-corazón más que demostradas en la actualidad).

Entre los muchos testimonios que recogió Persall se encuentra el de un americano que recibió el corazón de un suicida y se mató trece años después del mismo modo que su donante. Indagando, se supo que tras la operación había buscado a la familia para agradecerles el órgano y acabó casándose con la viuda del anterior propietario de su corazón… qué probabilidades hay de que suceda esto?

Si esto es así con un órgano… ¿Qué cantidad de información hemos recibido de nuestros ancestros codificada en nuestro ADN?? Y no estoy pensando únicamente en el bisabuelo Paco, no, me quiero ir muchísimo más arriba. Traumas, miedos, frustraciones…sí, todo eso se hereda, hace poco leí un artículo sobre ello (según una investigación realizada por investigadores de la Universidad de Zúrich publicada en la revista Nature Neuroscience, el estrés originado por las experiencias traumáticas pueden pasar de padres a hijos a través de los genes.

Los seres humanos somos la única especie en la superficie de la Tierra, capaces de transformar todo nuestro sistema biológico con lo que pensamos y sentimos. Nuestras células están continuamente siendo modificadas por nuestros pensamientos. El stress, la ansiedad, la depresión, inhiben nuestro sistema inmunológico… la calma, la serenidad, lo estimulan. Esto es de sobra sabido.

Las lágrimas de alegría contienen diferentes trazas químicas que las lágrimas de tristeza.No somos conscientes de lo poderosos que somos. Un solo pensamiento es capaz de generar toda una cascada de hormonas y neurotransmisores capaces de alterar por completo nuestro cerebro.

http://www.mindbodyunited.com/heartmath.html
http://www.mindbodyunited.com/heartmath.html

 Cada una de nuestras células, está procesando cada una de nuestras experiencias. Todo nuestro perfil bioquímico es capaz de modificarse con una nueva circunstancia, ya sea que la vivas, o creas que la vives. ¿Quieres saber cómo está tu cuerpo hoy? Intenta rememorar lo que pensaste y sentiste ayer. ¿Quieres saber cómo estarás mañana? Obsérvate hoy, siéntete. Las tradiciones antiguas nos vienen hablando de esto desde hace cientos…miles de años. Meditación…observación…serenar la mente, visualizar, pensamiento positivo, mantras, Sankalpas, pero…al final, estamos hablando realmente de “memoria”? qué es esa memoria sino información? Qué son esos pensamientos, emociones: ENERGÍA, y todas sus diferentes frecuencias. Sí, siempre se reduce a lo mismo.

Nos impregnamos con la energía de las personas, los lugares. No importa qué tiempo haga que una persona con una frecuencia energética determinada haya salido de un lugar. Muchas personas pueden percibirla aún sin su presencia. Yo puedo hacerlo, y cualquiera con un poco de entrenamiento.
Cada célula de nuestro cuerpo vibra, nuestras células se comunican entre ellas mediante impulsos débiles de 75-80 mV. Somos pura energía radiante. Información en un formato no accesible para muchos, pero no por ello inexistente, de hecho, es MUY existente.

Si nos afecta esa información, cómo no iba a hacerlo la energía de un órgano con tal relevancia? El corazón es el centro, el SER, y se le empieza a dar por fin la importancia trascendental que tiene.
Hace poco leía un artículo en La Vanguardia, de Annie Marquier, matemática e investigadora de la conciencia, titulado “El corazón tiene cerebro”, en el que hablaba de cómo el corazón puede influir en nuestra manera de pensar, en nuestra percepción de la realidad y por tanto en nuestras reacciones.

El campo electromagnético del corazón es el más potente de todos los órganos del cuerpo, 5.000 veces más intenso que el del cerebro. Y se ha observado que cambia en función del estado emocional, pudiendo llegar a volverse caótico en estados de emociones negativas.

Campo magnético del corazón

Llamémoslo “memoria celular”, o como queramos hacerlo, seguiremos hablando de lo mismo, energía, y ésta ES TODO, y afecta al todo, porque no hay separación. ..Eso…eso es ilusión.

Seguimos buscando…

Lorena S.

La física demuestra que hay vida después de la muerte, pero “nuestra mente no lo ve”

MultiversoClaro que nuestra mente no lo ve…porque ahí fuera, al otro lado, detrás del velo, en el más allá (que está mucho más acá..justo ahí…y aquí…) no se ve con la mente, o tal vez debería decir que no se “mira”.

Hace mucho vi la entrevista que le hicieron a Pam Reynolds, a la que le diagnosticaron un aneurisma gigante en la arteria basilar, en la base del cerebro, que tenía que ser operado inmediatamente o podía provocarle la muerte en cualquier momento. Por el tamaño y la localización del aneurisma, se le realizó una operación pionera: Le indujeron un paro cardíaco hipotérmico, bajaron la temperatura de su cuerpo hasta los 15 grados centígrados, hasta que su corazón se paró, su respiración se detuvo, sus ondas cerebrales se aplanaron y detuvieron la actividad metabólica del cerebro. La NADA…estuvo monitorizada en este estado el tiempo que duró la operación. Sus ojos tapados y vendados, unos dispositivos intra-auriculares especiales para monitorizar su cerebro, y todo su cuerpo tapado y cubierto, dejando expuesta únicamente la zona a intervenir…. Cuando recuperó la “consciencia”, relató cómo había salido de su cuerpo, cómo se encontraba “flotando” en el quirófano, conversaciones de los médicos y detalles de la cirugía que era imposible que conociera. Todo aquello que “vio”, no lo vio con sus ojos físicos. No lo vio con los ojos de la mente. Es mucho más complicado que eso…o mucho más sencillo

No hace falta tener una experiencia cercana a la muerte para tener una experiencia fuera del cuerpo, OBE, o proyección, ni para en ese estado comprender a la perfección lo que Pam relata. Muchos de los que me leéis las tenéis habitualmente, yo las tengo desde muy pequeña. Parece ser que hay personas con más facilidad (posiblemente tenga que ver con algún tipo de evolución psíquica que aún no he comprendido).

Otros pasan la vida entera buscando la experiencia. Hay multitud de foros en internet con grupos de personas que “quedan” para proyectarse, si, es como quedar para tomar el café, solo que en vez de irte al Starbucks, quedas “ahí fuera”. No es moco de pavo.

Es sabido que este método ha sido utilizado por el espionaje militar desde eones. Los desdoblamientos están más que estudiados y comprobados con multitud de experimentos. En Madrid hay una institución,  (IAC Madrid), de gente muy seria (lo afirmo porque los conozco personalmente) que se dedica al estudio de las experiencias fuera del cuerpo, y también a su entrenamiento.

Bueno….y todo este rollo para qué? Pues como introducción a este artículo de ayer en “El Confidencial”, que me ha encantado, lleva el título de esta misma entrada  y que os copio a continuación:

“La muerte, tal y como la concebimos, no existe, sólo es una ilusión”. Esta es la principal conclusión a la que ha llegado el médico y director de Advanced Cell Technology , Robert Lanza, defensor de la teoría del biocentrismo, en la que se niega que el tiempo o el espacio sean lineales. Para la gran mayoría de científicos este tipo de afirmaciones son sólo sandeces o, al menos, hipótesis indemostrables. Sin embargo, Lanza parece haber encontrado en el famoso experimento de Young, también denominado de la doble rendija (doble-split), el perfecto aliado para defender su tesis. Si con este se logró demostrar la naturaleza ondulatoria de la luz, Lanza pretende hacer lo propio con el espacio y el tiempo.

En la obra Biocentrism: How Life and Consciousness are the Keys (BenBella Books), el físico norteamericano parte de la premisa de que la vida crea al universo, y no al revés, la base misma del biocentrismo. A partir de aquí, va deduciendo paso a paso que la mortalidad es una idea falsa, creada por nuestra conciencia.

En primer lugar, sugiere que la conciencia de una persona determina la forma y el tamaño de los objetos en el universo. Para explicarlo, utiliza como ejemplo la forma en la que percibimos el mundo que nos rodea: “Una persona ve un cielo azul, y se le dice que el color que están viendo es azul, pero las células cerebrales tienen la capacidad de variar esta percepción, pudiendo ver el cielo de color verde o rojo”. En pocas palabras, concluye, “lo que vemos sólo existe gracias a nuestra conciencia”.

El multiverso y la teoría de las cuerdas

robert-lanza

Este es el motivo por el que Lanza dice que creemos en la muerte. Al observar el universo desde el punto de vista del biocéntrismo, erramos a la hora de concebir el espacio y el tiempo, pues lo haríamos en función de lo que nos dicta la conciencia. En resumen, el espacio y el tiempo son “meros instrumentos de nuestra mente”, por lo que entender la muerte como algo terminal no tendría sentido según sus tesis. Al concebir que las dimensiones espacio-temporales son meras construcciones mentales, la inmortalidad sería una realidad para Lanza. Es decir, hay vida después de la muerte (física) debido a que habitaríamos un mundo sin fronteras lineales de espacio y tiempo, lo que entronca con la teoría de las cuerdas. A pesar de ello, lamenta el científico, seguimos creyendo que “la vida es sólo un poco de carbono y una mezcla de moléculas, las cuales dan forma a nuestra existencia durante un tiempo y luego vuelven a descomponerse en el suelo”, explica el físico. ¿Por qué? Simplemente, “porque se nos ha enseñado que las personas se mueren, aunque sólo existe la evidencia de que desaparece el cuerpo en un momento dado”.

“Trascendemos a la vida, pero nuestra mente nos impide verlo”

Para explicar la muerte física del cuerpo, Lanza recurre a la teoría del multiverso o universos paralelos. Una interpretación a la que se ha dado un fuerte pábulo debido a los datos recogidos por el satélite Planck, que mostró una serie de anomalías supuestamente causadas por la atracción gravitatoria de otros universos. Así, según Lanza, “todo lo que ocurre en nuestro universo está sucediendo también en el multiverso, por lo que la vida nunca dejaría de existir en este sentido. “Cuando morimos, nuestra vida se convierte en una planta perenne que vuelve a florecer una y otra vez en el multiverso”, explica gráficamente el físico. Por tanto, la vida trascendería a la forma lineal bajo la que se rige nuestro pensamiento. Esto es porque, como sucede con las partículas de la luz, la materia y la energía “funcionan como las ondas”. El estudio del fenómeno de las Experiencias Cercanas a la Muerte (ECM) ha centrado en los últimos años la atención sobre la posibilidad de que exista la inmortalidad. Una de cada cinco personas que sobrevive a una parada cardíaca asegura haber tenido una ECM durante el tiempo de duración de un coma o de muerte clínica, en el que supuestamente desaparecen todas las señales externas de vida, pero que son capaces de narrar luego sus sensaciones y percepciones.

Investigaciones millonarias para demostrar la inmortalidad

Cada vez son más los investigadores médicos interesados en este fenómeno, y la literatura sobre el tema llegó a su cénit con la publicación el pasado año de La prueba del cielo: El viaje de un neurocirujano a la vida después de la vida (Zenith). Un libro superventas en el que el neurocirujano Eben Alexander narra su supuesta experiencia en el más allá durante el tiempo que estuvo en coma. Para intentar acabar con esta incertidumbre, la fundación fundación John Templeton que, con base en Filadelfia, se describe a sí misma como “un catalizador filántropo para la investigación sobre las Grandes Cuestiones de la vida”, financiará con cinco millones de dólares una selección de proyectos de investigación sobre las experiencias al borde la muerte. Es lo que se ha dado en llamar el Proyecto Inmortalidad. Entre los elegidos en el Proyecto Inmortalidad destaca Sam Parnia, director de investigación sobre reanimaciones en la Universidad de Nueva York, quien tratará de de determinar si las ECM son reales. Es decir, discernir si sus causas son físicas o, por el contrario, parapsicológicas o metafísicas. Para ello, el autor de Erasing Death: The Science That Is Rewriting the Boundaries Between Life and Death analizará la actividad cerebral de los pacientes que sufren un paro cardíaco. De este modo, tratará de determinar si las conexiones neuronales son susceptibles de provocar una experiencia subjetiva, verse a uno mismo fuera del cuerpo y en tercera persona mientras los médicos tratan de reanimarlo.

Leer más:  La física demuestra que hay vida después de la muerte, pero nuestra mente no lo ve – Noticias de Alma, Corazón, Vida  http://bit.ly/JZ5qYz

Seguimos buscando…

Lorena S.

Estamos hechos de túneles dimensionales, atajos cósmicos que conectan puntos distantes del universo

El entrelazamiento cuántico parece ser una propiedad fundamental de la materia, más aún que la misma gravedad; en la interacción de partículas subatómicas parecen generarse agujeros de gusano, una especie de atajos cósmicos

 

agujeros-negros-gigantes-pequenos-pensaba_1_594418

La realidad cotidiana, macroscópica, que experimentarnos suele parecernos bastante sólida, consistente y hasta predecible. Pero al interior de la materia, fluctuando en el vacío que integra la mayor parte del espacio, hay un mundo sumamente extraño y excitante, repleto de una serie de propiedades que parecen mágicas o parte de una fantástica narración de ciencia ficción. Einstein, por ejemplo, llamó a la propiedad conocida como entrelazamiento cuántico, “fantasmagórica acción a distancia” (spooky action at a distance). Aunque con esto evocara un fenómeno paranormal, el entrelazamiento es “real” (espectralmente real) y ha sido observado numerosas veces en el laboratorio  ( aunque aparentemente contradice algunos de los principos de la teoría de la relatividad, como el límite de la velocidad de la luz, lo cual podría explicar la reacción peyorativa de Einstein).

El entrelazamiento cuántico —descrito por el científico Henry Stapp en los términos de “luz gemela”, o una “disposición correlacionada a responder” – involucra a partículas subatómicas, las cuales ocupan estados múltiples al mismo tiempo (superposición cuántica). Partículas entrelazadas (cualquiera que haya interactuado con otra) existen en un estado indefinido hasta que son medidas –y en el momento en el que una es medida la otra de ellas responde inmediatamente tomando un estado correspondiente. Esto ocurre incluso si residen en lugares opuestos del universo. Lo cual genera un dolor de cabeza para la física clásica, que intenta explicar cómo es que se comunican instantáneamente, en apariencia a una velocidad superlumínica, a enormes distancias. Algunas de explicaciones más populares recurren a la no-localidad, un concepto un tanto difícil de asimilar, por momentos casi acausal. En palabras de Nick Herbert:

Las interacciones no-locales, de existir, serían una especie de vudú de la física en el que una partícula influye en la otra, no a través de una fuerza de campo convencional, sino simplemente porque se han tocado alguna vez en el pasado distante.

Una nueva teoría podría explicar esta gran laguna en la física, además de conciliar la teoría de la gravedad con la mecánica cuántica (básicamente el santo grial de la física moderna). Investigación realizada por John Sonner, de MIT, sugiere que es posible que el fenómeno de entrelazamiento cuántico produzca agujeros de gusano o “túneles de gravedad” por los cuales estas partículas podrían conectarse instantáneamente sin violar el límite de la velocidad de la luz, tomando una especie de atajo cósmico o un túnel 5D. Sooner ha decubierto que, al crear dos quarks entrelazados –partículas constituyentes de la materia–, simultáneamente se crea un agujero de gusano (dos agujeros negros entrelazados) que conecta a este par de quarks. Esto significaría, a su vez, que la gravedad no es una propiedad fundamental del universo, sino que surge a partir del entrelazamiento cuántico, esta sí parte de la “esencia” del universo.

Antes que Sonner, Juan Maldacena y Leonard Susskind, dos de los físicos teóricos más reconocidos en la actualidad, habían propuesto una solución basada en dos agujeros negros entrelazados, los cuales al separarse generaban un agujero de gusano –un túnel a través de la geometría del espacio-tiempo, el cual se podría mantener unido por la gravedad.

Sonner ideó un experimento en el cual primero generó un par de quarks usando el efecto Swhinger –el cual permite crear partículas del vacío (que en realidad es una especie sopa de partículas transitorias o partículas virtuales). Luego mapeó los quarks entrelazados en un espacio en 4 dimensiones, una representación del espacio-tiempo como lo conocemos.

En contraste la gravedad existiría en una 5ta dimensión, desde la que actúa, dando su curvatura al espacio-tiempo, según las leyes de Einstein. Para observar la geometría emergente en la 5ta dimensión, Sonner empleó lo que se conoce como dualidad holográfica –una forma de derivar o de observar una dimensión más alta en la siguiente dimensión más baja, de la misma forma que un holograma contiene información de un objeto tridimensional en un objeto bidimensional. Usando este principio Sonner determinó que al crear un par de quarks lo sigue inmediatamente la formación de un agujero de gusano que los conecta.

Esto parece suponer que la geometría del espacio-tiempo, la curvatura predicha por Einstein, es un resultado del entrelazamiento de partículas.

Tal vez no nos emocione demasiado este aparente descubrimiento (quizás sea demasiado abstracto para nuestra cotidianidad), pero es sumamente significativo (sin olvidar que es solamente un modelo del universo y no una realidad definitiva como todo en la física).

La teoría de Sonner implica que todo el universo está tejido de agujeros de gusanos, túneles entre dimensiones, como una infinita madriguera de conejo –que es una compleja red de fuerzas que sostienen esos mismos agujeros, ese sistema cósmico de intercomunicación y transporte. Nosotros y toda la materia está compuesta, entonces, de partículas que viajan entre dimensiones, por atajos cósmicos, posiblemente hasta lugares distante unidos de manera insondable.

¿Podríamos estar hechos de microcomponentes que están aquí a la vez que están en Cassiopea o en el Sol?  Hombres y cosas hechos de túneles dimensionales en el vacío de nuestro cuerpo –ya no sólo polvo de estrellas.

Trasladar los fenómenos cuánticos a la realidad microscópica suele llenarse de problemas. Nunca, por ejemplo, vemos que una pelota de tenís atraviese una pared, sin embargo, teóricamente esto es posible y debería de ocurrir en alguna ocasión. Uno puede teñir la física cuántica de especulación metafísica o poética (algo que confieso es una debilidad de mi parte), pero la realidad es que todas estas teorías por el momento pertenecen más a una forma de ver al mundo, a un acercamiento conceptual, que a lo que es el mundo. Lo interesante podría ser que una vez que estos modelos predominen en nuestra cultura, entonces quizás experimentar estos fenómenos podrá ser algo más fácil de hacer.

Decía Jung que lo posible para una época “está derivado de las asunciones racionalistas de esa época”   Si la ciencia empieza a edificar un modelo de la realidad en el cual se considera racional poder viajar a través de agujeros de gusanos quizás no estemos lejos de hacer posible esto.

[Scientific American]

Antiguas entradas